Benchmark de lechos para jaula


Leyendo foros y blogs nos hemos dado cuenta de que elegir el lecho de la jaula es un tema que trae por la calle de la amargura a más de un amante de los cobayas, por lo que hemos intentado probar todo lo que se nos ha ido ocurriendo con el fin de dar con la solución más cómoda para nosotros y más higiénica para ellos. Ahora ya estamos listos para contaros nuestra experiencia de los últimos tres meses y el tipo de lecho por el que finalmente nos hemos decidido.

Forro polar como suelo de anexos/extensiones 

El forro polar ha sido un descubrimiento interesante para salvaguardar el suelo de casa de las deposiciones de nuestros peludos amigos. Llevamos un tiempo utilizándolo como base del anexo que les hemos montado junto a la jaula principal, y nos va bastante bien. Podréis pensar que es un poco asquerosillo, ya que hay que sacudirlo y también lavarlo, pero como los cobayas siguen haciendo la mayor parte de sus necesidades dentro de la jaula (donde usar forro polar es suicida…) se mantiene decente, seco y sin olores durante varias semanas.

Nos referimos a esta parte como “anexo” porque la hemos creado acoplando el parque de viaje a la jaula habitual con unos alambres (de esos que se usan para cerrar el pan de molde; con uno a cada lado es suficiente). Aquí nuestros cobayas no tienen comida de ningún tipo, ni heno ni bebederos. Curiosamente no suelen dormir en esta zona y tampoco es su favorita como WC. Básicamente la usan para correr y “popcornear” libremente y por eso es por lo que necesita menos mantenimiento y se puede utilizar un tejido lavable como lecho.

Estamos usando una simple manta de Ikea que teníamos por casa, doblada por la mitad (así es consistente y no se desliza cuando corren sobre ella), y la sacudimos cada vez que limpiamos el “complejo” jaula + extensión dos o tres veces por semana. Tras sacudirla se puede reutilizar sin lavarla al menos durante 2-3 semanas (y no decimos que en realidad se puede dejar más tiempo sin lavar para no resultar sospechosos…)

Lo único, es que lo siento por mi pobre manta. Ha pasado de abrigar placenteras siestas y devaneos de sofá a recoger caca y pis de pequeñas mascotas. Algunos destinos son así, qué le vamos a hacer. Hoy estás arriba, mañana abajo; y nunca mejor dicho si eres una manta.

Compuesto de papel + papel de periódico como lecho de la jaula principal 

Tal y como lo tenemos nosotros, esta es la zona de jaula propiamente dicha, la que compramos en un principio. En ella comen, beben, duermen… y lo demás. Supongo que como antes no tenían el anexo están acostumbrados a usarla como WC desde el inicio y así lo siguen haciendo, por lo que para mayor higiene usamos compuesto absorbente de papel sobre una base de periódicos. En concreto nos hemos decidido por uno de papel reciclado que además es más barato que otras marcas y neutraliza muy bien los olores.

En nuestro proceso de pruebas, llegamos a comprar un lecho de algodón suavecito que salía por un ojo de la cara y no compensaba para el resultado tan normalito que daba. Por supuesto que también utilizamos durante un tiempo virutas de madera, que salen más baratas, pero no nos convencieron porque Chucky y Ogórki las aventaban por todas partes y así no había manera de tener la casa ni medianamente decente… ¡ay! estas criaturas son revoltosas…

Os advierto que usar manta polar en la zona designada por los cobayas como WC principal es altamente suicida. Repito, SUI-CI-DA. Y no os doy más detalles porque seguro que os los imagináis (arrggghhhh!) Lo mismo os podemos decir de los empapadores para cachorros que mucha gente cubre con una balleta escurre-vajillas (raro, ¿eh? Si os fijáis es lo que estábamos usando cuando hicimos la foto), aunque en este caso al menos el empapador se tira y la balleta es más fácil de desincrustar que el forro polar. Sin embargo, esta ingeniosa solución no nos gustó nada porque el absorbente no daba mucho de sí y los cobayas estaban siempre húmedos, así que tras poco más de una semana de prueba, incluso cambiándoles el lecho en días alternos, tuvimos que terminar por bañarlos ya que las criaturicas olían y no precisamente a flores. Menudo caldillo amarillento salió de sus cuerpos… ay perdón, que ya había decidido no dar detalles escatológicos (aaarrrggghhh!!!)

El único inconveniente que le vemos a la combinación de papel prensado con periódicos es que, a veces, a nuestras bestias les da por merendarse el diario y no estamos seguros de que sean capaces de digerir semejantes noticias. Bueno, por no hablar de la tinta. Pero es que el periódico facilita mucho la limpieza y por este motivo lo estamos manteniendo; se enrollan los papeles y a correr, sin tener que frotar pegotes imposibles incrustados en el plástico.

Y hasta aquí nuestro banco de pruebas o “benchmark” de lechos para jaulas, que esperamos que os haya servido de inspiración. Por lo que a nosotros respecta, por ahora estamos bastante contentos con lo que hemos decidido utilizar, pero cualquier sugerencia que tengáis o experiencia que os apetezca compartir (incluidas las que terminan en “aaarrrggghhh!!!”) serán muy bienvenidas 🙂

Anuncios

10 pensamientos en “Benchmark de lechos para jaula

    • Hi Hiro! totally agree, of course 🙂
      We will keep on trying more stuff, in case we can get some improvement, but at least by now we are happy and comfortable (we= all of us, our guinea pigs and us!!)
      Greetings from Barcelona

  1. Pingback: Los cobayas “de Rodríguez”, solos en casa | cobayowski

  2. Pingback: Casitas para cobayas | cobayowski

  3. Pingback: Principios de pododermatitis | cobayowski

    • Ánimo! yo también soy novata, pero se aprende un montón a base de internet y poniéndole interés 🙂 Entonces ya la tenéis en casa, ¿no? ¿qué tal han ido los primeros días? al principio suelen venir asustadillos… los míos no se movieron de un rincón durante un día entero!

  4. Yo opté por ponerles heno barato encima del sustrato (justo el mismo que usais), ya que intenté hacer el invento de los escurreplatos y me salía más caro y engorroso meterlo todo en la lavadora (por el agua que gasta) que comprar el sustrato y el heno barato.
    Ahora estoy con el Aloe Vera en las patitas traseras, ya que una de ellas tb ha cogido la pododermatitis, aunque fue raro pq es bastante activa..

    • Sí, usar escurreplatos en mi caso fue algo digno de olvidar… Lo de ponerles heno encima es muy buena idea! Los míos ahora lo hacen ellos mismos, esparcen el heno en el suelo y creo que es a posta. Les gusta pisarlo! Es buena opción hacerlo directamente con uno barato, que si no no veas lo poco que les dura la bolsa 😛 ¡Me lo apunto! Gracias por la idea 🙂
      Espero que se mejore de la pododermatitis. Ya me contarás qué tal te va con el aloe…

      • De momento la de las patas va remitiendo, pero la de las delanteras es más engorrosa, sobretodo por la manía que tiene de ponerse a correr después de ponersela, y se le va todo por la toalla del parque (de momento solo tiene callo pelado, nada de llaga). Hoy vamos a intentar ponerle thrombocid para intentar acelerar la recuperación, por cierto, que jabón antiséptico usaste tu?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s